NBA

De la Mano de LeBron los Cavs ganan el campeonato

Published by:

Odiado por su retiro de los Cavaliers, y celebrado cuando retornó, LeBron James ha pasado dos temporadas enteras cargando en sus espaladas el sueño del campeonato, y el peso solo se hacía más intenso aún a medida que el tiempo pasaba a causa de las oportunidades perdidas. Sin embargo, LeBron James cargó con un orgullo sumido en un paroxismo de felicidad el trofeo brillante y dorado símbolo de la victoria de los Cavaliers disfrutando lo que ha sido el campeonato más dulce para él, el cual lo hace muy feliz por el hecho de que puede regresar con su trofeo a casa, a Ohio, con el orgullo de haber vuelto para ganar.

LeBron James junto con el resto del equipo, a través de mucho esfuerz0.o hicieron algo que se consideraba improbable, que era que los Cavaliers ganaran este campeonato, ya que como la historia lo dicta, esto no es algo que ocurre mucho debido a que el último campeonato que habían ganado los Cavaliers fue en 1964.

LeBron James hizo una promesa de regresar con el título de campeones y lo hizo, con los Cavs, que ha sido el primer equipo capaz de recuperarse de un déficit en las finales de 3-1, venciendo a los campeones que defendían el  título los cuales eran los Golden State Warrios, el marcador se quedó 93-89 en un maravilloso domingo por la noche lo cual culminó la peor temporada de 52 años sin victoria por parte de Cleveland.

Jugando seis finales seguidas, LeBron James casi totalmente solo fue responsable de devolver a Cavs como campeones haciendo 27 puntos, 11 asistencias y 11 rebotes además de hacer 3 bloques y robar dos veces el balón y de esa manera  le otorgaron a Cleveland una victoria inmensa en el deporte que no habían obtenido desde que los Browns ganaron el título de la NFL en 1964. LeBron James fue homenajeado con el título de MVP y con un orgullo, al ser denominado como el jugador más valioso, gritó que la victoria era para Cleveland.

Baloncesto Melilla

Según la web oficial de la NBA estos son los mejores de todos los tiempos

Published by:

La NBA tiene una rica historia, datándose cercano a 68 años, siendo decorada por organizaciones y grandes jugadores. En ese tiempo, se ha logrado observar una buena parte de grandes jugadores, pero ¿cuáles jugadores son considerados según la web de la NBA como los mejores de todos los tiempos? Para decidir esto, observamos varias estadísticas y logros tanto de equipos como individuales.

1.- Michael Jordan: En el primer lugar se encuentra Michael Jordan, como el mejor jugador de todos los tiempos y por una buena razón. “MJ” ha logrado todo lo que es posible en el juego, amontonando increíbles estadísticas y premios. En las finales de la NBA hizo un perfecto 6 por 6.

Hay mucha evidencia para probar el estatus de Jordan, sin embargo su más grande proeza fue mucho antes de tener su primer título. En la temporada del 1988, ganó el MVP, como también el jugador defensivo del año y la mayor cantidad de anotaciones en la NBA. Por esto tiene su posición como el mejor jugador de todos los tiempos según la web oficial de la NBA.

2.- Bill Russell: Este fue el más grande defensor de la historia de la NBA, que hizo que los Celtics tuviesen un récord de 11 campeonatos de la NBA.  Russell fue un caso interesante, debido a que su estadística ofensiva no fue muy grande, pero su impacto fue mayor que los números, Russell fácilmente dominaba el juego de manera defensiva. Aun así, sus promedios en la carrera fueron sorprendentes, y si los bloqueos y el MVP de las finales fuesen contados en su carrera, tendría mucho de esto. Russell es el segundo mejor jugador de todos los tiempos según la web oficial de la NBA.

3.- Magic Johnson: Empezó su carrera con grandeza y nunca miró atrás. Ganó el MVP de las finales como un novato cuando empezó reemplazando al lesionado Kareem Abdul-Jabbar en el sexto juego de las finales del 80. La final fue como un segundo hogar para Johnson y su estrellato en los Lakers, ya que hicieron nueve viajes durante su ilustre carrera.

Baloncesto Melilla

Estos han sido los más grandes basquetbolistas españoles de la historia

Published by:

La influencia del basquetbol europeo en la última década de la NBA, especialmente del propio de España, hacen que el hacer una lista de los más grandes basquetbolistas españoles de la historia sea mucho más fácil de lo que fue hace 20 años. España ha producido un gran número de increíbles jugadores en la NBA en los recientes años, muchos de los cuales han plasmado su nombre en la historia del basquetbol internacional.

1.- Pau Gasol: No solo es el más famoso jugador español basquetbolista en el mundo, sino que pudiese argumentarse que es el más grande de la NBA. Tiene un don con una letal combinación de tamaño, habilidad y elegancia en su manera de manejar el balón. Este basquetbolista de siete pies se unió al ya retirado Kobe Bryant para ganar el campeonato de la NBA en el 2009. Antes de comprometerse a jugar al basquetbol, Gasol fue estudiante en una universidad de medicina para perseguir su sueño de ser un cirujano.

2.- Jose Calderón: Calderón es el point guard de los Raptors de Toronto. Es conocido por su gran habilidad para pasar y de eficiencia ofensiva. Ampliamente considerado uno de los mejores tiradores de la liga, Calderón logró un record de .981 FT% en el 2009. Como también fue el point guard del equipo nacional de España que ganó la copa mundial de basquetbol en el 2006, claramente ubicándolo en la lista de los más grandes basquetbolistas españoles de la historia.

3.- Marc Gasol: Este es el hermano menor de Pau Gasol, Marc puede ser de unos años menor, pero es todo menos pequeño. Ha disfrutado de una exitosa temporada como novato en el 2008-2009 dejando un promedio de 12 puntos y 7 rebotes para los Grizzlies. Gasol, fue obtenido por los Lakers en un cambio algo controversial. Sin embargo, en las pasadas dos temporadas, junto con su jugada estelar, el hermano menor de Gasol ha silenciado las críticas y afirmado su posición en la lista de los más grandes basquetbolistas españoles de la historia.

Baloncesto Melilla

Los traspasos de la NBA

Published by:

El detonante final para que los seguidores de los Knicks sueñen se diviertan el próximo año ha sido la adquisición de Derrick Rose, que llega a la gran manzana para aportar anotación en el puesto de base –José Manuel Calderón se ha marchado a los Bulls en esta operación-.

Es cierto que las lesiones han minado la dimensión baloncestística de mega crack que tenía Derrick Rose, MVP en el año 2011. Pero, no obstante, Rose es un brillantísimo jugador al que siempre se le espera; es cierto que estos dos últimos años no ha mostrado su mejor nivel y que no ha tenido continuidad, pero en algunos partidos aislados ha estado genial.

Si Derrick Rose tiene continuidad en su juego y las lesiones le respetan, cuenten con los Knicks para el espectáculo y para dar guerra. Será divertido ver las genialidades de Rose en el templo más emocionante del baloncesto mundial, el Madison Square Garden.

Podría decirse que los Knickerbockers ya tienen su big three, al que darán vida Carmelo Anthony, Kristaps Porzingis y el propio Derrick Rose. La expectación en la gran manzana es absoluta, pues la repercusión de un MVP como Rose sigue siendo grande. El ex de los Bulls comentó en su rueda de prensa de presentación que “moriría por jugar con Porzingis.

Y es que tal vez le venga mejor a Rose el juego de New York que el de Chicago, donde Jimmy Butler empezaba a acaparar buena parte de los focos y donde había quedado desplazado. La capacidad de liderazgo y la propuesta del entrenador de los Knicks, Jeff Hornacek, puede ser fundamental a la hora de intentar que el mejor Rose vuelva a relucir sobre el parqué.

La ilusión de Derrick Rose por jugar en Nueva es grande, pues todos los jugadores sueñan con hacer peripecias en el Madison Square Garden. Las expectativas son altas en Nueva York después de este traspaso y de la mejoría que el equipo mostró el pasado año con respecto a las anteriores temporadas.

Baloncesto Melilla

Knickerbockers

Published by:

Los fans que a lo largo y ancho de todo el planeta tiene la franquicia estadounidense de basket de los Knickerbockers afrontarán con ilusión el curso baloncestístico 2016/2017. Tras haber conseguido retener a toda una estrella de la NBA como Carmelo Anthony y después de haber visto cómo el rendimiento de su apuesta en el Draft del año pasado ha sido muy alto –Porzingis se ha convertido en uno de los ídolos de los aficionados al basket en la ciudad que nunca duerme-, la próxima temporada viene llena de incógnitas y de esperanza.

Este año hubiera sido posible entrar en Playoffs, si no hubiera sido por la racha negativa que el equipo sufrió en el último tercio de curso, que acabó con la destitución del entrenador, Derek Fisher; Kurt Rambis, como head coach interino, tampoco logró enderezar la travesía de los Knicks en la recta final, por lo que los Playoffs se fueron alejando definitivamente.

Un profundo conocedor del baloncesto NBA –fue un notable jugador- como Jeff Hornacek se hará cargo de los Knicks en la próxima temporada. La franquicia sustenta su proyecto ahora en hombres como Anthony (jugador franquicia de los New York Knicks), Arron Afflalo (cuajó una muy buena temporada saliendo desde el banco), Porzingis (uno de los mejores novatos de la pasada campaña) o Robin López (pívot por el que el pasado año la franquicia hizo un importante esfuerzo económico y que tiene que rendir muy por encima de lo que lo ha hecho este año).

Es muy posible que Porzingis tenga a su lado el próximo año a un buen amigo tanto dentro como fuera de la cancha, Willy Hernangómez, con el que brilló en Baloncesto Sevilla. La presencia en la plantilla de los Knicks del mejor jugador de la NBA de 2011, Derrick Rose, que llega desde Chicago Bulls tras haberse repuesto de una serie de lesiones que minaron su progresión, hace que este equipo termine de ser uno de los más atractivos de ver en la 2016/2017.

Baloncesto Melilla

El Madrid de Basket lo da todo

Published by:

El Real Madrid de baloncesto ha vuelto a cuajar otra extraordinaria temporada. Tras haberse impuesto en la pasada Copa del Rey al Gran Canaria en la final, para sumar así su primer gran título del año, esta semana ha completado el doblete; la Liga se ha quedado en la capital del Estado gracias al tres a uno que los hombres de Pablo Laso han endosado al Barça Lassa.

El mérito de Laso es enorme. El Madrid venía de ganar trece títulos en lo que habían sido veinticinco años de basket; ahora el entrenador vasco ha logrado hacerse con doce títulos en apenas cinco años. Casi nada, increíble. Y, ojo, no hay que olvidar las tres finales de Euroligas a las que el club blanco ha llegado en este último lustro, lo que aumenta la hazaña.

Aunque este año el Real Madrid no pudo disputar la Final Four de la Euroliga, tras caer ante Fenerbahçe en los cuartos de final, la campaña ha vuelto a ser idílica. No se ha hecho pleno como en la apoteosis del pasado curso baloncestístico, pero lograr Intercontinental, Copa del Rey y Liga es toda una proeza en el basket del viejo continente.


En los Playoffs de Liga, la situación no fue ni mucho menos plácida. Un muy competitivo UCAM Murcia logró forzar el tercer partido en los cuartos, guiado por el jugador madridista Facundo Campazzo, cedido en Murcia durante esta campaña. Valencia Basket en semifinales también fue un duro rival.

Y en la final, el Barça no fue ni mucho menos un rival fácil. Simplemente los hombres de Laso fueron superior, también en lo mental, pues no hay que obviar que se sobrepusieron a un uno a cero adverso que fraguó en el último segundo con una canasta de Stratos Perperoglou. El enorme nivel mostrado por todo el plantel ha sido clave, con especial protagonismo para jugadores españoles como Sergio Llull, Rudy Fernández, Sergio Rodríguez o Felipe Reyes.

Baloncesto Melilla

el Olimpo del baloncesto

Published by:

En el Olimpo del mejor baloncesto están jugadores como Michael Jordan, Koby Bryant, Lebron James, Magic Johnson, Larry Bird o Wilt Chamberlain, por citar sólo algunos. Gigantes del basket como ellos apararon los focos de este deporte durante sus carreras profesionales. Pero a veces, la magia en el juego va por otros cauces paralelos a los del éxito y las exigencias de ser el mejor. Es el caso de Jason Williams.

Y es que Williams no será el mejor jugador de la historia de la NBA ni el que más títulos ganó, nada más lejos de la realidad. Pero sí que es uno de los que más hondo caló en el corazón de los aficionados a este deporte. Magia, esa es la palabra que mejor definiría la destreza de este genio.

El control de la bola de Jason Williams realmente hipnotizaba. Sus peripecias con el esférico bien merecerían la catalogación de arte. ‘Chocolate blanco’, apodo de este crack, saltaba a la pista para enamorar a cerrajeros Vigo. Desde el puesto de base, logró encandilar a los aficionados de todo el mundo al baloncesto, quienes veían en él la sinonimia del espectáculo, del entretenimiento.

Las aficiones de Sacramento Kings, Memphis Grizzlies –en dos etapas, ya que allí se retiró al regresar-, Miami Heat y Orlando Magic tuvieron el inmenso privilegio de gozar hasta la saciedad con las jugadas de Williams.

Hablamos de un jugador capaz de dar un pase con el codo en el fin de semana de las estrellas, de trascender al deporte gracias a su virtuosismo y su imaginación. Ojo, también hablamos de un jugador competitivo que disputó los Playoffs durante ocho temporadas y que obtuvo un anillo de campeón en 2006 con Miami Heat, en un equipo de muchísimo talento donde jugaban gente como Udonis Haslem, Shaquille O´Neal o Dwyane Wade. Pero hablar de la fantasía en el baloncesto es hacerlo de Jason Williams.