Baloncesto Melilla

Stephen Curry sueña con escribir la historia

Si aún no has oído hablar de él o no lo has visto, qué pena por eso, ya que te estás perdiendo de algo que sin duda te pondrá los pelos de punta. En la NBA de los últimos años que está siendo dominada por el poder inquebrantable de LeBron James, hay muchos jugadores que destacan, pero que sin duda, se encuentran por detrás de una bestia demoledora como lo es James. Pero esto cambió en los últimos tres años, o mejor dicho en las últimas tres temporadas que se han disputado, pues con el alto juego que ha desempeñado el equipo de San Antonio Spurs, y por supuesto lo que produjo el cambio de equipo por parte de LeBron, hicieron que la balanza se inclinara un poco y los juegos fueran más parejos dentro de las conferencias, y fue allí donde sin duda alguna apareció la figura de Stephen Curry.

Rompedor de records, con una estatura de 1.91, Step Curry sin duda alguna sueña con escribir la historia del baloncesto de la NBA, pues sus números lo avalan, pero no solo sus números son increíbles, su manera de jugar y su increíble precisión a la hora de anotar triples es lo que lo convierten en un arma letal y en un jugador con características nunca antes vistas en la historia del baloncesto profesional de los Estados Unidos, junto a Thompson forman la dupla denominada los Splash Brothers, capaces de destruir cualquier defensa de cualquier equipo con sus tiros de larga y corta distancia.

Fue nombrado mejor jugador de la temporada 2015/2016, temporada en la cual se consagró campeón de la NBA con su equipo de los Golde State Warriors, y obteniendo así su primer anillo, pero que no se ha quedado allí, pues va encaminado a obtener su segundo anillo si logran derrotar en la final de la temporada 2016/2017 nuevamente al equipo liderado por Lebrón James, los Cleveland Cavaliers. Esta definitivamente será una final digna de apreciar, como revancha para los Cavs, luego de la pasada derrota.

Curry rompe con todos los esquemas, es un jugador versátil del cual se escuchará hablar en los próximos años, y que puede tratar de convertirse en el próximo Michael Jordán y robarle el título de Rey a LeBron James, porque sin duda alguna la historia está para cambiarla.